• Paseo de la Constitución, 30 bajo. 50600 Ejea de los Caballeros (Zaragoza)
  •  
  •   
  •  
  •    
  • Teléfono de Contacto: 976 66 43 14 | Urgencias: 626 16 66 85
    • 29 MAY 14
    • 0
    Tener un perro

    Tener un perro

    Según la raza y el carácter de nuestro compañero las necesidades pueden variar, pero por lo general son felices si reciben cariño y atención, hacen suficiente ejercicio y se les ofrece una buena alimentación. Puede ser sencillo, pero requiere de una buena parte de nuestro tiempo libre y nunca debemos olvidar que en todo momento lo estamos educando. Para el cuidado de su salud tendremos que conocer el plan de prevención que mejor se adapte a nuestra mascota (vacunas, desparasitaciones, etc).

    Por lo general con un poco de sentido común y comunicación no verbal podemos enseñar a nuestro nuevo compañero cómo debe comportarse. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén de acuerdo en las normas básicas: subirse o no al sofá, horarios de alimentación, horarios de paseos, permisos para entrar en diversas estancias de la casa, etc.

    Al igual que nosotros disponemos de una habitación propia, los perros necesitan un espacio personal. Si no se lo asignamos nosotros, ellos escogerán uno. Podemos asignarle una colchoneta en el salón o podrá decidir que la esquina derecha del sofá será su rincón. También deben tener siempre agua a disposición.

    Debemos ofrecerle una buena alimentación, sobre todo durante su desarrollo. Hoy en día los piensos de alta gama son completos y equilibrados, por lo que no es necesario suplementar su alimentación. Parte de su educación implica enseñarle a comer solo pienso y con un horario establecido.

    Adaptación a un nuevo entorno

    Cuando adquirimos un cachorrito tenemos que entender que acabamos de separarlo de su hogar: su madre lo cuidaba y le daba de comer y con sus hermanos podía jugar continuamente. Es normal que los primeros días le cueste un poco adaptarse, pero enseguida interactuara con los miembros de la casa y generará nuevas relaciones.

    Aunque entendemos que para él es duro el cambio, debemos intentar no consentirle cualquier cosa porque esté triste. Si cada vez que llora consigue atención y cesa aquello por lo que lloraba estaremos reforzando ese comportamiento porque él piensa que tenía razón.

    El estrés del cambio puede favorecer la aparición de enfermedades por la bajada de defensas. Por eso ante síntomas como vómitos, diarreas, falta de apetito, etc debemos contactar con el veterinario.

    La socialización

    La socialización es el periodo en el que reconocen ruidos, ambientes, personas, animales y demás como normales y con lo que pueden interactuar. De esta forma todo aquello con lo que no hayan tenido relación en una etapa temprana de la vida les parecerá peligroso.

    Por eso es importante que conozcan desde pequeñitos todo tipo de gente, vehículos, otros animales (sean perros o no) y todo lo que se nos pueda ocurrir. Para ello tendremos que tener en cuenta las recomendaciones de nuestro veterinario según la pauta de vacunación instaurada para evitar el contagio de enfermedades a nuestro cachorro. También es importante que aprendan a que les cortemos las uñas, los cepillemos, los bañemos y demás acciones que se nos ocurran que podamos necesitar en adelante como mirarle las almohadillas, los ojos, los oídos…

    No debemos olvidar que los perros tienen que aprender a ser independientes, es decir, deben saber quedarse solos tranquilamente. Teniendo en cuenta que en la naturaleza los lobos y los zorros dejan a sus cachorritos solos desde muy pequeños, podemos empezar a dejarlos solos durante periodos cortos de tiempo casi desde el primer día. De esta forma lo entenderán como algo normal en el funcionamiento del hogar. Si se van a quedar solos varias horas habrá que acondicionar la estancia con suficientes juguetes y premios para que no sientan la necesidad de explorar otras zonas como los armarios, la basura, etc.

    La independencia es algo que tienen que aprender desde cachorritos porque de más mayores pueden haber generado tal dependencia hacia el dueño que el hecho de quedarse solos les produzca una ansiedad incontrolable y terminen rompiendo cosas, aullando, llorando, etc.

    Calendario sanitario

    No hay que olvidar que aprovechando la frecuencia vacunal anual es importante hacer una revisión de nuestras mascotas. Para establecer el calendario de vacunas y desparasitaciones acércate al centro y te explicaremos todo lo necesario.

    Dejar un comentario →

Dejar un comentario

Cancelar respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies